Buenos Aires, 27 de julio de 1983 Hospital Roca. Fue un día que transformo para siempre mi vida. No viajaría a Suiza sin saludar a mi hermano Luciano. storia_it_file/Bild 05.jpg
storia_it_file/Bild 16.jpg Mercado de Abasto de Corrientes. Mis padres siempre unidos. De ellos aprendí el valor del trabajo. Frente a este banco azul vendía mis verduritas, ofreciendo a la gente que pasaba tres macitos por 0,50 centavos. No lo olvidare nunca, pues esta experiencia de niña me ayudo a superar cualquier barrera aquí en Suiza.
Corrientes, año 1966 aproximadamente. María sentada en el carro al lado de su hermana Catia (que acaricia un perrito), Lucy subida en un burrito y mi hermano Luciano parado adelante, Josecho y mi hermana mayor María del Carmen con un sombrero (son los que están parados al lado del carro). Como ven solo Josecho usaba zapatos, aun así éramos niños felices. No cambiaría por nada en el mundo mi infancia en Corrientes. storia_it_file/Bild 03.jpg
storia_it_file/Bild 09.jpg En el patio de mi casa abrazada a mi padre, un hombre extraordinario que no conocía las palabras “no puedo”. Fue una despedida muy dura, un sentimiento que solo nosotros como sudamericanos en un país nuevo podemos experimentar.
María sonriente con sus ocho años. Estudiar, estudiar y estudiar. Invertir en la investigación me encanta. No dejaría de leer un libro hasta el último día de mi vida. La educación productiva es la mejor inversión de una familia en sus hijos, y esto hace de un pueblo una gran Nación. storia_it_file/image010.jpg
storia_it_file/image012.jpg Corrientes, 2010. María con sus hermanos.
Mi hijo y Yo.

En la vida he aprendido si uno cree con fe absoluta todo se cumple. Es muy importante tener mucha paciencia; también si el camino es muy largo, nunca detenerse. Queridos padres, aunque sí tuvieron que pasar muchos años de sacrificios, lágrimas y sufrimientos, muchas veces desilusionada, no tenía la fuerza de salir adelante, pero pensando en el sacrificio de ustedes de ayudarme en mis es studios y teniendo en mente su ejemplo de perseverancia he realizado mi objetivo, de ser un médico en suiza. El amor lo puede todo.

storia_it_file/image010.jpg

Muchas gracias Argentina.

Muchas gracias Corrientes.